cabello seco

Seis consejos para tratar el cabello seco

El cabello seco, dañado, encrespado y opaco es uno de los mayores quebraderos de cabeza de muchas personas. Suele ocurrir cuando el cuero cabelludo no produce suficiente aceite para hidratar el pelo, o cuando este deja escapar la humedad.

Además, el cabello seco es más susceptible a la caída, volviéndose frágil, quebradizo y poco saludable. También es propenso al encrespamiento excesivo y a los cabellos sueltos, por lo que tiende a ser difícil de manejar.

Aunque el cabello seco y dañado es una molestia, desde Farmacia Ros te proponemos algunos trucos sencillos y cambios en tu estilo de vida para recuperar la salud y el brillo de tu pelo.

¿Qué causa el cabello seco?

Hay muchos factores que pueden provocar la sequedad del cabello, como las condiciones ambientales, los hábitos de cuidado y la salud física. Algunos de los más habituales son:

  • Clima caluroso.
  • Pasar demasiado tiempo al viento.
  • Agua clorada o salada.
  • Herramientas de peinado que emiten calor.
  • Uso de champús, acondicionadores o productos de peinado agresivos.
  • Tratamiento químico del cabello.
  • Condiciones médicas como anorexia nerviosa, hipoparatiroidismo, hipotiroidismo, síndrome de Menkes, etc.

Consejos para tratar el cabello seco

1- Lava y acondiciona tu cabello con cuidado

Revive el cabello seco y devuélvele su brillo y suavidad naturales con champús especializados. Estos champús suelen estar enriquecidos con aceite de oliva virgen y vitamina E, que nutre, hidrata y protege el cabello seco desde dentro, combatiendo la aspereza.

Mima tu cabello con un poco de amor y atención extra acondicionándolo en profundidad una vez a la semana para un tratamiento intenso del cabello seco.

No te duches con agua caliente durante mucho tiempo, ya que puedes despojar al cabello de sus aceites esenciales y provocar sequedad. Dúchate con agua fría o templada para ayudar a tu pelo a mantener su brillo natural.

Además, ten en cuenta que no debes lavarte el pelo con demasiada frecuencia, ya que esto puede eliminar la humedad del cabello y hacer que se deshidrate aún más. Si te lavas el pelo a diario, pasa a lavártelo en días alternos, y si te lo lavas cada dos días, trata de lavarlo al tercer día.

2- Evita las herramientas de peinado con calor excesivo

Las herramientas de peinado que emiten calor, como las planchas para el pelo, son estupendas para dar a tu cabello un aspecto perfecto, pero su uso excesivo es uno de los mayores culpables de la sequedad.

El cabello contiene proteínas naturales de queratina y enlaces de hidrógeno, pero el uso de este tipo de herramientas lo despoja de sus aceites y proteínas naturales, rompiendo sus enlaces de hidrógeno, lo que contribuye a una textura irregular y a que las hebras sean más propensas a romperse.

Mientras te peinas, debes tener en cuenta cómo proteger tu cabello. Cuando utilices la plancha o las tenacillas, espera a tener el pelo seco, asegúrate de ajustar la temperatura adecuada y utiliza un suero protector. Así evitarás que tu pelo se rompa en exceso o se reseque.

3- Utiliza el tinte adecuado

El cabello sufre mucho daño con tratamientos químicos como los tintes, lo que provoca rotura y sequedad excesiva. Cuando elijas los productos de coloración, busca aquellos que estén hechos con ingredientes nutritivos que coloreen tu cabello sin ningún daño.

4- Protege tu cabello del sol

Un cuero cabelludo sano implica un cabello sano. Los rayos UVA del sol pueden provocar caspa y dejar el pelo seco. Incluso aunque no salgas a la calle todos los días, unos pocos minutos bajo el sol del verano pueden afectar a tu pelo.

Presta atención especial a tu cabello seco protegiendo el cuero cabelludo y las hebras. Intenta recogerte el pelo en un moño para crear una barrera contra el sol mientras mantienes tu cabello hidratado. Otra forma de proteger tu cabello seco es llevar un sombrero o utilizar un pañuelo durante la exposición al sol.

5- Córtate el pelo con regularidad

Aunque lleves toda la vida dejándote crecer el pelo, es importante que te lo cortes regularmente para eliminar las puntas secas y abiertas. Al igual que te cortas las uñas y te exfolias la piel, debes cuidar tu cabello.

Cortar esas puntas muertas evita que las divisiones suban por el cabello y lo rompan todavía a más altura.

6- Invierte en una mascarilla capilar

Un pelo hidratado es un pelo sano. Consíguelo invirtiendo en un buen cuidado del cabello, que incluya una mascarilla capilar hidratante para ayudar a reparar las hebras dañadas con el tiempo, además de hacer que tu cabello luzca brillante al día siguiente.

Con ingredientes y aceites botánicos hidratantes, queratina reparadora y aminoácidos protectores, las mascarillas capilares y los acondicionadores profundos hidratan y fortalecen al mismo tiempo.

Ten en cuenta estos consejos para darle a tu cabello todo el amor y cuidado que necesita y di adiós al cabello seco de forma totalmente natural.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba