Retencion de liquidos

Retención de líquidos: Cómo evitarlo

Siendo una afección que perjudica la salud de millones de personas al año, resulta ser causada por diferentes motivos, algunos más complicados que otros, pero siempre causando dolores generalizados en los pies, tobillos y pantorrillas. Trayendo como consecuencia que la persona no pueda caminar cómodamente, todo esto se puede prevenir.

Métodos para evitar la retención de líquido.

Cuando la retención de líquido, o edema, no es producido como consecuencia de una condición de salud específica, este puede ser eliminado poco a poco del cuerpo, e incluso evitar su aparición, al seguir una serie de puntos básicos, los cuales se basan en la modificación de la dieta y el estilo de vida en general como te explicamos a continuación desde Farmacia Ros.

  • Consumir frutas:

Generalmente lo que causa la mayoría de los casos de retención de líquido en el mundo, es la cantidad de sodio que se encuentra en el cuerpo. Para disminuirla se puede comer diversas clases de frutas, sobre todo las que son ricas en potasio como el plátano, y el melón. También se pueden consumir verduras como puerros y acelgas.

Sumado a esto, existen otros alimentos alternativos que pueden mejorar la condición de salud en general. Por ejemplo, la cebolla tiene la capacidad de mejorar la circulación sanguínea, por lo que ayuda a contrarrestar y eliminar la retención de líquido, ya que este se encuentra en la sangre.

  • Disminuir consumo de sal y azúcar:

Ambos productos son los principales responsables de la aparición de retención de líquido, por lo que su consumo debe ser regulado. No solo cuando se cocina en casa, sino cuando se consumen alimentos procesados, ya que estos son conocidos por emplear altas cantidades de estos ingredientes para potenciar su sabor.

Lo mejor para esto es cocinar en casa, y llevar un control de las cantidades empleadas. Claro está que es virtualmente imposible eliminar el consumo de sal y azúcar de la dieta humana, ya que son elementos necesarios para el organismo, pero su abuso puede acarrear consecuencias.

  • Consumir proteínas:

La albúmina es una proteína que produce el hígado, la cual mantiene los líquidos dentro del torrente sanguíneo, y evita que este se acumule en los diversos tejidos del organismo. Para que ésta sea producida, el cuerpo debe tener una ingesta considerable de proteínas naturales, que estimulen su creación.

  • Beber mucha agua:

¡Si! El consumo de 2 litros de agua al día puede ayudar a eliminar y prevenir la retención de líquido, ya que los riñones se mantendrán activos, por lo que filtraran una mayor cantidad de sangre, eliminando así los líquidos excedentes en esta, y expulsandolos de manera natural del organismo.

Cabe destacar que no es recomendable abusar de la cantidad de agua ingerida. Dos litros al día es considerado normal y sano, bajo condiciones regulares. Ingerir una cantidad superior puede saturar el organismo, y llevar a diversos malestares, y en casos extremos, se puede incluso llegar a morir.

  • Realizar actividad física:

El sedentarismo puede propiciar la aparición de edema, ya que el cuerpo se acostumbra a mantenerse en una postura específica durante mucho tiempo, modificando los patrones normales de circulación sanguínea. El ejercicio sirve para potenciar el organismo de diversas formas, y es necesario moverse al menos 30 minutos al día.

Claro que no es necesario realizar ejercicios de alto impacto, basta con una caminata diaria para activar la circulación sanguínea, y permitirle al organismo activarse de manera idónea.

  • Plantas diuréticas:

Al consumir té, se está tomando líquido, el cual entra en los dos litros diarios, y si este se potencia con la acción de diversas plantas, como el diente de león, o la cola de caballo. Los cuales son diuréticos y purificadores naturales. Sin embargo, no se debe abusar de la cola de caballo.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba