Para qué sirve la fitoterapia

Fitoterapia es una palabra derivada del griego phyton (planta) y therapeia (cura).  Representa la primera forma de medicina utilizada por el hombre. 

Es, por tanto, la ciencia que estudia el uso correcto de las plantas y sus derivados para el tratamiento de patologías agudas o crónicas.

Las plantas que tienen un efecto terapéutico contienen una o varias sustancias «activas» que determinan su acción curativa y se denominan comúnmente plantas medicinales.

Partes de la planta utilizadas

Las piezas utilizadas pueden ser:

  • Fracciones botánicas de la misma planta (por ejemplo, hojas, raíces, flores),
  • Toda la planta
  • Un extracto de la propia planta, como aceites esenciales o extractos hidrosolubles.

El medicamento a base de plantas

Un medicamento a base de plantas se refiere a la parte de la planta que se utiliza como medicamento o para la extracción de sustancias con fines medicinales.

Muchos de estos componentes de las plantas, a lo largo del tiempo y gracias al estudio de muchos estudiosos y científicos de todo el mundo, han pasado a formar parte de los medicamentos comunes que se usan en la actualidad. 

Es precisamente el estudio de la composición química de las plantas lo que ha permitido identificar nuevos componentes con interesantes actividades terapéuticas. Así, con el desarrollo tecnológico, los componentes naturales han dado paso a los sintéticos con una variedad cada vez mayor de sustancias químicas con acción medicinal.

Ingredientes activos y fitocomplejo

Tanto en un fármaco como en un medicamento a base de plantas, la sustancia que es la principal responsable de su efecto terapéutico se denomina principio activo. Pero mientras la droga sintética basa su acción en una sola molécula, en la planta, casi siempre, las sustancias farmacológicamente activas son múltiples. 

De hecho, todos los constituyentes se combinan para determinar la actividad terapéutica global de la planta medicinal. Hablamos de fitocomplejo precisamente para indicar el conjunto de todas las sustancias presentes en la droga, algunas con propiedades medicinales, otras que no tienen propiedades terapéuticas pero que son esenciales para asegurar el efecto curativo de la planta. 

El principio activo, así, manifiesta su acción no aislada sino asistida por otras sustancias, presentes en el fármaco, de acción sinérgica o moduladora. El resultado es una potenciación de su efecto.

Por ejemplo, Salix alba (corteza) contiene salicilina, que, tras su administración, se transforma en ácido salicílico, el principio activo de la aspirina. En este caso, el ácido salicílico no actúa de forma aislada, sino que es ayudado por otras sustancias presentes en la planta. 

El resultado es una potenciación de su efecto que reduce la cantidad de sustancia necesaria para obtener la acción terapéutica.

Esto tiene algunas ventajas, como la reducción de los efectos secundarios.

Los beneficios reconocidos a las plantas son muchos de hecho tienen varias actividades entre las que recuerdan: laxante, antiinflamatorio, antioxidante, digestivo, analgésico, cardiotónico.

Qué es la fitoterapia

Si los principios activos contenidos en un medicamento proceden exclusivamente de plantas o de una combinación de plantas, los medicamentos se denominan «fitoterapia».

Para demostrar la eficacia e importancia de la botánica en el ámbito terapéutico, basta con pensar en la multitud de medicamentos que contienen principios activos extraídos de las plantas.

Ventajas del uso de fármacos fitoterapéuticos

El uso de fármacos fitoterapéuticos tiene algunas ventajas:

  • Eficacia a una dosis menor con la consiguiente reducción de los efectos secundarios muy importante para los niños y los ancianos
  • Reducción de los riesgos de toxicidad y adicción
  • Mejor disponibilidad del principio activo por la presencia de sustancias que favorecen la absorción
  • Eficacia en múltiples casos. Esto permite abordar diferentes problemas con un solo remedio fitoterapéutico.

Fitoterapia y medicina oficial

Hoy en día, la fitoterapia se considera a todos los efectos parte de la medicina oficial.

Lo que hay que subrayar es la convicción errónea de que todo lo que es natural no puede hacer daño. La inocuidad de los remedios naturales nunca debe darse por sentada, ya que los fitocomplejos pueden provocar:

  • Envenenamiento accidental
  • Intoxicación aguda
  • Intoxicación crónica
  • Problemas por sobredosis
  • Hipersensibilidad individual
  • Interacciones con otros medicamentos

Por lo tanto, es necesario utilizar las hierbas curativas de la fitoterapia bajo la dirección de profesionales experimentados para un uso más seguro.

Fitoterapia: ¿Para qué sirve y cuánto tiempo dura?

Las plantas medicinales permitirán restaurar las capacidades del capital vital para encontrar un estado óptimo de equilibrio. Así, se utilizan para aliviar muchos trastornos: ciertos problemas de la piel (acné, cicatrices), trastornos digestivos, trastornos del sueño, dolores de cabeza, artrosis, resfriados, estrés, ansiedad, fiebre, dolor…

En primer lugar, el profesional le hará algunas preguntas para determinar su perfil. También observará su piel, su pelo, su postura y le preguntará cuáles son sus síntomas y cómo han aparecido. No se detendrá en los síntomas, sino que buscará la causa de los mismos y los remedios fitoterapéuticos (plantas, flores, hierbas) mejor adaptados a su constitución y a su trastorno. 

Si es un naturópata, no se limitará a recetar plantas, sino que también le dará consejos sobre el estilo de vida, una dieta adaptada, ejercicios físicos o técnicas de relajación. El tratamiento es global y personalizado.Consulta cualquier duda que tengas consulta con la FarmaciaRos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba