Cómo protegerse del covid-19

Medidas de prevención para el Covid-19

El Covid-19 es una enfermedad producida por un nuevo tipo de coronavirus, el SARS-CoV-2. Los coronavirus son una amplia familia de virus que normalmente afectan sólo a animales. Pero, algunos tienen la capacidad de transmitirse a las personas. 

Los síntomas más comunes incluyen fiebre, tos, y sensación de falta de aire. La mayoría de los casos son leves. En casos más graves, la infección puede causar neumonía, dificultad importante para respirar, fallo renal e incluso la muerte.

La transmisión se produce por contacto estrecho con las secreciones respiratorias que se generan con la tos o estornudo de una persona enferma, que infectarían a otra persona si entran en contacto con nariz, ojos o boca.

Debemos hacer todo lo necesario para evitar la transmisión del virus y que la propagación de la enfermedad reduzca su velocidad, facilitando las condiciones para garantizar la asistencia sanitaria. La medida más importante de prevención es moverse lo menos posible de casa y proteger del contagio a las personas más vulnerables.

¿Cómo podemos protegernos?

Las medidas genéricas de protección individual frente a enfermedades respiratorias que todos debemos seguir incluyen:

Higiene de manos frecuente (lavado con agua y jabón o soluciones alcohólicas con aceites esenciales), especialmente después de contacto directo con personas enfermas o su entorno.

– Al toser o estornudar, cubrirse la boca y la nariz con el codo flexionado.

– Usar pañuelos desechables, y tirarlos tras su uso.

– Si se presentan síntomas respiratorios, evitar el contacto cercano (distancia de 1-2 metros aproximadamente) con otras personas. 

Evitar tocarse los ojos, la nariz y la boca, ya que las manos facilitan la transmisión.

Las personas que presenten fiebre o tos, deberán quedarse en su domicilio y contactar con los servicios de salud llamando al teléfono habilitado de su Comunidad Autónoma, que se pueden consultar aquí.

Si se tiene sensación de falta de aire, empeoramiento o sensación real de gravedad por cualquier otro síntoma, llamar al 112.

BULOS que circulan y que la OMS (Organización Mundial de la Salud) ha desmentido:

No hay que tomar precauciones especiales con los animales, ni con los alimentos. Tampoco hay pruebas de que pueda transmitirse por medio de los mosquitos.

La población general sana no necesita utilizar mascarillas. Ayudan a prevenir la transmisión del virus si las llevan las personas que están enfermas, pero su uso inadecuado puede contribuir a un desabastecimiento de las mismas en aquellas situaciones para las que están indicadas. 

Al ser una infección producida por virus, los antibióticos no deben ser usados como un medio de prevención o tratamiento.

Las vacunas contra la neumonía, como la antineumocócica y la vacuna contra la influenza Haemophilus tipo B (Hib), no protegen contra el nuevo coronavirus, necesita su propia vacuna.

Se puede transmitir en todas las áreas, incluidas las áreas con clima cálido y húmedo. Tomar un baño con agua caliente, aunque sea relajante no va a evitar que te contagies del coronavirus. El frío y la nieve no matan al virus. La temperatura corporal oscila entre los 36,5 ºC y los 37 ºC, con independencia de la temperatura del agua o de la que haga en el exterior o del clima

Acciones que no acaban con el virus:

  • Usar lámparas ultravioletas y secadores de mano.
  • Rociarse con alcohol, cloro o aceite de sésamo. Algunos desinfectantes químicos pueden matar al virus en superficies, como lejía o cloro, ya sea solventes, etanol al 75%, ácido peracético y cloroformo, pero son peligrosos en la piel.
  • Aspirar con la nariz una solución salina o comer ajo no son malos hábitos, pero no matan al virus.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba