Principales diferencias entre un nutricionista y un dietista

¿Dietista o nutricionista? La diferencia entre ambos perfiles profesionales, que a menudo se perciben como sinónimos, suele causar confusión. En realidad, sin embargo, se trata de dos figuras distintas, cada una de las cuales opera en un ámbito de competencia específico, lo que da lugar a objetivos y responsabilidades distintos.

Por lo tanto, es necesario conocer las diferencias entre dietistas y nutricionistas antes de decidir a quién acudir según sus necesidades. En Farmacia Ros explicamos quién es un dietista y quién un nutricionista y qué pueden hacer por ti.

¿Quién es un dietista?

Para ser dietista, también conocido como especialista en ciencias de la alimentación, se necesita una titulación universitaria, concretamente una licenciatura en medicina y una posterior especialización en ciencias de la alimentación. Una formación de años proporciona al dietista los conocimientos y la experiencia necesarios para identificar un trastorno alimentario o una enfermedad (por ejemplo, la diabetes) y prescribir los medicamentos y la terapia adecuados.

No hay que confundir al dietista con el nutricionista, ya que ambos títulos no son sinónimos. El dietista o el técnico de la salud cursan una carrera. El dietista, al igual que el nutricionista, trabaja en el campo de la nutrición clínica y también puede hacer un seguimiento de los pacientes con una patología elaborando una dieta adecuada apoyada en suplementos, pero no puede hacer un diagnóstico por sí mismo ni prescribir medicamentos.

¿Quién es el nutricionista?

El nutricionista sigue una carrera en ciencias de la alimentación. Sin embargo, este curso sólo está abierto a profesionales como biólogos, farmacéuticos y dietistas (por tanto, un dietista puede ser también nutricionista y viceversa, y un biólogo puede convertirse en biólogo nutricionista).

A diferencia del dietista, el nutricionista no es una verdadera figura profesional, sino que se suma a otra figura profesional: dietista-nutricionista, farmacéutico-nutricionista, biólogo-nutricionista.

Ninguna de estas figuras puede hacer diagnósticos y prescribir medicamentos, dos responsabilidades que sólo tienen los dietistas como licenciados en medicina. No obstante, los nutricionistas colaboran con los dietistas en la elaboración de dietas especiales con el objetivo de tratar y prevenir patologías.

La figura profesional que suele asociarse más con el término genérico de “nutricionista” es el biólogo-nutricionista que, además de proponer esquemas dietéticos a sus clientes, suele participar en la educación nutricional de las escuelas y puede enseñar técnicas dietéticas aplicadas en la universidad. Puede trabajar en la restauración colectiva o dedicarse a la investigación científica.

¿Cuándo se debe consultar a un nutricionista?

Consultamos a un nutricionista siempre que necesitamos una dieta personalizada. Sin embargo, hay algunas personas que definitivamente lo necesitan más que otras, y aquí hay una lista de casos en los que es necesario visitar a un profesional médico:

  • si tiene una enfermedad relacionada con la dieta, como la diabetes
  • si tenemos problemas con el sistema cardiovascular como la hipertensión
  • en caso de trastornos alimentarios como la bulimia, la anorexia, la obesidad y muchos otros
  • si queremos perder peso de forma natural y correcta

Lo que tienen en común las dos profesiones

Para proponer la dieta más adecuada a sus pacientes, tanto el nutricionista como el dietista tienen en cuenta varios parámetros, como la edad, el sexo, el estilo de vida, los hábitos alimentarios y el capital genético. Conocen perfectamente el valor nutricional de los alimentos, sus efectos sobre la salud y adaptan la dieta del paciente a sus necesidades.

La función del nutricionista, al igual que la del dietista, es ayudar a las personas que quieren perder peso o sufren problemas de salud relacionados con su alimentación. Para ello, definen un peso ideal y un peso saludable a alcanzar, teniendo en cuenta el pasado de la persona y las razones de su exceso de peso.

¿Por qué es importante la nutrición?

La nutrición es un factor importante y vital para todos nosotros. Gracias a lo que comemos cada día, somos capaces de introducir en nuestro cuerpo todos los nutrientes que necesitamos. Todas las vitaminas, proteínas y propiedades que nuestro cuerpo necesita para funcionar correctamente se encuentran en los alimentos que comemos cada día. Por eso es importante llevar una dieta estricta y, sobre todo, equilibrada. Con una dieta equilibrada podemos aumentar nuestra energía, mejorar nuestro cuerpo y también nuestra salud mental y nuestro estado de ánimo.

¿Cómo elegir una dieta que nos convenga?

Por mucho que a mucha gente le guste pensar que una dieta puede aplicarse a varias personas, no es así. Sea cual sea el profesional al que decidamos acudir, debemos ser conscientes de que no nos darán una dieta cualquiera. Todas las dietas son personalizadas.

Cada paciente es diferente, con distintas características físicas, dietéticas, sanitarias y clínicas. Por lo tanto, no es posible establecer una dieta genérica que se adapte a todo el mundo. Si el objetivo es perder peso o simplemente comer más sano, el profesional médico creará una dieta personalizada en función de diferentes factores, veamos cuáles:

  • peso actual
  • fisonomía del cuerpo
  • Masa grasa
  • actividad física
  • consumo de cigarrillos o alcohol
  • cualquier patología que encuentren los pacientes
  • trastornos de la alimentación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba