Diferencias entre tintes vegetales y artificiales: ¿Cómo afectan a tu cabello?

En algún momento de su vida, la mayoría de las personas sienten curiosidad por cambiar su color de pelo, ya sea para teñirse las canas o porque teñirse el pelo puede ser una experiencia divertida y transformadora. Sin embargo, el proceso de coloración del cabello es muy complicado. Por lo general, se utilizan diferentes tipos de productos químicos para conseguir el color deseado. Aunque el tinte natural se ha usado durante siglos, como por ejemplo la henna, hoy en día la forma más popular de tinte es la artificial y sintética.

Es posible que te preguntes cuáles son las diferencias entre el tinte natural y el tinte artificial y cuál de ellos ofrece los efectos más permanentes sin dañar tu cabello. En este artículo, desde Farmacia Ros te explicamos lo que debes saber sobre los tintes naturales y artificiales.

Tintes artificiales o químicos

Estos tintes para el cabello son los más comunes en las tiendas comerciales, suelen ser de venta al por menor y utilizarse en las peluquerías y salones profesionales. Los tintes artificiales o químicos, como su nombre indica, contienen gran cantidad de sustancias químicas que permiten que el color se adhiera al cabello de forma más permanente.

Sin embargo, para conseguir este efecto, se utilizan productos químicos abrasivos que pueden ser extremadamente perjudiciales para el cuero cabelludo. De hecho, algunos de estos tintes químicos para el cabello son tan potentes que se ha desaconsejado su uso a las mujeres embarazadas y pueden causar reacciones alérgicas en algunas personas.

Tintes naturales

Los tintes naturales tienen muchas menos sustancias químicas que los sintéticos. No son tóxicos, por lo que su uso es seguro para el cuero cabelludo. Suelen tener una base vegetal y son ecológicos, por lo que, cuando se eliminan, no tienen un impacto negativo en el medio ambiente. Algunos tintes naturales para el cabello son lo suficientemente seguros para que los utilicen las mujeres embarazadas, sin embargo, hay que evitar los tintes de henna con sales metálicas.

Debido a la preocupación que suscitan los tintes sintéticos, la gente cada vez recurre más a los tintes sin productos químicos. No causan ningún efecto secundario ni dañan el cuero cabelludo ni el cabello, lo que los convierte en una alternativa mucho más segura y viable para teñir el pelo. De hecho, muchos tintes naturales están formulados para fortalecer el cabello de forma natural.

En definitiva, la principal diferencia radica en que los tintes elaborados con ingredientes naturales no penetran en el tallo del cabello, sino que solo depositan los pigmentos de color en la capa externa del mismo. Por su parte, los tintes artificiales sí penetran en el tallo del cabello y tiñen el interior del mismo, ya que contienen amoníaco o resorcinol que abre el tallo del cabello para que las moléculas de color puedan entrar en el interior y depositar el color allí.

Aunque tanto los tintes de origen natural como los químicos tienden a dañar el cabello en caso de exposición prolongada, los tintes artificiales tienen efectos comparativamente más graves. El uso prolongado de tintes químicos para el cabello puede causar daños importantes en el cuero cabelludo, como calvas o pérdida excesiva de cabello, y los productos químicos que se absorben pueden causar otros múltiples riesgos para la salud.

Consejos para teñir el cabello con tintes sin químicos

El procedimiento para teñir el cabello con tintes naturales sin productos químicos es ligeramente diferente al de los tintes químicos normales. Después de aplicarse el tinte, se deben utilizar limpiadores suaves como el champú natural, junto con un tratamiento para el cabello dañado. Si el tinte crea manchas en la piel, estas desaparecerán en unas horas, porque la piel produce aceites naturales que impiden que se mantengan, especialmente alrededor de la cara y la línea del cabello.

Aparte de eso, se aplican los mismos consejos: haz una prueba de mechones antes de usar el tinte en toda la cabeza para asegurarte de que obtienes el color que deseas, ya que en algunos casos puede salir más claro o más oscuro. Usa guantes durante el proceso, ya que los ingredientes de origen vegetal pueden manchar tu piel. Utiliza ropa y toallas viejas para evitar cualquier mancha en la ropa y las toallas que usas habitualmente.

En conclusión, aunque los tintes artificiales han sido populares durante décadas, la gente está empezando a preferir los tintes naturales. El daño que provocan los tintes químicos para el cabello ha hecho que algunas personas los eviten por completo y se decanten por el tinte natural. Ahora que conoces la diferencia entre ambos, puedes optar por la decisión más saludable para tu cabello y tu cuero cabelludo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba