cuidar piel embarazo

Como cuidar la piel durante el embarazo

Muchas personas dicen que el embarazo es la época donde mejor tendrás la piel y el cabello, este último puedes comprobarlo con nuestro análisis capilar. Sin embargo, en la gran mayoría de casos no es así. Debido al desajuste hormonal tu cuerpo experimentará múltiples cambios a nivel inmunológico, endocrino, vascular y metabólico.

La piel es particularmente susceptible a estas alteraciones. Los cambios que experimentará tu piel pueden aparecer en forma de estrías, acné, manchas u oscurecimiento.

La mayoría de cambios desparecen solos después del parto, pero es importante proteger más la piel ante los cambios a los que se expone.

Te proponemos desde Farmacia Ros unos consejos sobre cómo cuidarse la piel durante el embarazo ante los problemas que puedan surgir:

Acné

En el embarazo suele volver a aparecer acné, sobre todo por la zona de la barbilla. Es importante que sigas con cuidado una limpieza facial, mañana y noche, y un exfoliante una vez por semana. Usa productos con ácido glicólico y maquillaje oil -free o polvos minerales.

Manchas

Durante la segunda mitad del embarazo el 70% de las mujeres, en especial las de tez oscura, desarrollan manchas de tono marrón irregulares en la piel, sobre todo en el rostro. Se llaman melasma, cloasma o máscara del embarazo.

No existe una causa conocida, es una condición hereditaria y hormonal, pero el sol es el principal factor desencadenante.

No hay que preocuparse, es sólo estético. Pero es fundamental usar protección solar y evitar la exposición directa. Generalmente las manchas mejoran, y casi siempre desaparecen después del parto.

Irritaciones, picores y ronchas

El estiramiento de la piel y/o las hormonas pueden provocar picores, sobre todo en abdomen y senos. Suele calmarse con una buena hidratación, los aceites corporales como el de almendra o el de rosa mosqueta son una muy buena opción.

Sin embargo, si la irritación es fuerte lo mejor es acudir al médico en seguida, ya que puede ser síntoma de un problema hepático que puede afectar gravemente al feto.

También un muy pequeño porcentaje de embarazadas puede sufrir comezón en el abdomen, con la aparición de ronchas y manchas en la tripa en el tercer trimestre. Pero no es grave, el médico te recetará una crema y un antihistamínico y, si es necesario, un tratamiento con esteroides. Normalmente la afección desaparece al dar a luz.

Estrías

Las estrías son casi inevitables, durante el embarazo del 70 al 90% de las mujeres las desarrollan. Son el resultado de la rotura que se produce en la capa inferior de la piel al estirarse, pero no comprometen la salud.

Para tratarlas es necesario una crema especial para estrías, una hidratante normal no es suficiente. Para prevenirlas lo mejor es hidratar bien tu piel y masajear bien la zona para aumentar la circulación; beber al menos dos litros de agua y aumentar el peso de forma controlada.

En resumen, los mejores consejos para cuidarse la piel durante el embarazo son:

  • Llevar una dieta sana y equilibrada: reducir comidas muy grasas, dulces y sal. Una alimentación rica en vitaminas y sales minerales. No conviene engordar más de quince kilos, salvo en embarazos múltiples
  • No exponerse mucho al sol
  • Beber abundante agua, al menos un litro y medio al día
  • No fumar ni beber alcohol
  • Evitar la ropa ajustada, mejor llevar ropa cómoda, prendas amplias y ligeras
  • Evitar el café y descansar de 8 a 10 horas diarias
  • Hidratar las zonas comprometidas con cremas específicas. Consultar siempre antes
  • Realizar masajes circulares ascendentes de pies a muslos, para favorecer la circulación
  • Caminar durante media hora a diaria y realizar movimientos circulares con el pie
  • Terminar el baño o ducha con agua fría, sobre todo en las piernas; y usar jabones neutros, nada agresivo para la piel

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba