Fruta

CONSEJOS NUTRICIONALES POST NAVIDAD

Tras finalizar la Navidad, uno de los propósitos que nos planteamos es llevar una dieta equilibrada con alimentos saludables para mantener nuestra línea. Es importante tener unas bases nutricionales para cumplir este propósito, por lo que a continuación te damos unos consejos nutricionales post Navidad para cuidar tu salud.

Cambia tu mentalidad

No debemos ver la dieta como pautas alimenticias acordes a un objetivo saludable y físico, como si estuviésemos a régimen. Esto hace que pensemos que las dietas y la alimentación post excesos como algo negativo y restrictivo.

Alimentarse bien es cuidar nuestro cuerpo. Se puede comer sano y comer rico a la vez. El primer paso es cuidar el cuerpo viendo la dieta como una aliada, no como una enemiga, que te dará una nueva forma de ver la vida y de cuidarte a ti.

Come más fruta y verdura

Las frutas y las verduras son comidas imprescindibles en nuestro día a día. Estos nos ayudan a equilibrar nuestro cuerpo con vitaminas, minerales y nutrientes. Además, conseguirás saciarte mucho antes si comes más verduras en tus comidas y cenas, más hidratos o proteínas.

Recuerda que no puedes pasar de NADA a TODO de la noche a la mañana, es necesario ir poco a poco.

Aumenta las proteínas en tus comidas principales

De la misma manera que las frutas y verduras son comidas importantes en nuestra dieta, te recomendamos que aumentes la cantidad de proteínas en tus cambios de hábitos nutricionales. Te saciarás antes comiendo pasta o arroz y aumentarás la masa musculas ayudando a quemar antes grasa.

Muévete más

Uno de los propósitos estrella del año nuevo es ir al gimnasio, pero lo cierto es que pocos son capaces de cumplirlo. Por ello, puedes empezar a coger el hábito de moverte saliendo a andar al ritmo que tú quieras, disfrutando del paseo. Ir a los sitios andando en vez de coger transporte público o vehículo propio, logrando hacer mínimo unos 10.000 pasos al día

Bebe más agua

Asegúrate de beber mínimo un litro de agua al día, lo ideal son dos litros. Uno de los errores que cometemos mucho en fechas tan señaladas como la Navidad o el verano es no beber suficiente agua, por lo que nuestro cuerpo se deshidrata. En invierno también es recomendable tomar más tés e infusiones para estar más hidratados.

Cambia tus hábitos alimenticios

Más allá de qué se come, también hay un cómo y un cuándo. Muchos estudios han demostrado que comer con prisa o de pie, hace que el cuerpo no sea capaz de asimilar los nutrientes de la forma más adecuada, pasando a tener digestiones más pesadas con problemas de dispepsia, distensión abdominal, etc.

Es importante regular nuestros hábitos alimenticios para cuidar nuestro cuerpo. Se recomiendo tomar 20 minutos como mínimo, masticar bien y que te permitas el placer de saborear la comida.

De la misma manera, es recomendable adelantar las horas y permitirnos hacer la digestión antes de meternos en la cama o irnos a trabajar. Esto nos ayudará a no almacenar tanta grasa.

Estas pequeñas pautas nutricionales son muy básicas para comenzar a mejorar tu salud y calidad de vida. Tu cuerpo agradecerá el cuidado que le aportes siempre.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba