Caída del pelo

Caída del pelo ¿Cuándo debemos preocuparnos?

Que se caiga un poco de pelo es normal, el pelo está en constante crecimiento. Muchas veces al encontrarnos pelo en la almohada, en nuestra ropa o en el suelo, nos preocupamos y, siempre que nos sean grandes cantidades, no suele ser malo. En el caso de que se caiga mucho pelo hay que realizar un análisis capilar para determinar las causas y proceder con un tratamiento.

Que se te caiga el pelo no es un motivo alarmante. En general el pelo tiene una media de 100.000 cabellos. Cada pelo tiene una media de 2 a 6 meses de vida, por lo que es muy natural que se caigan para renovarse.

Se produce una caída de pelo preocupante cuando se pierde más de lo normal, por ejemplo si perdemos una media de 100 cabellos al día, o si notamos que la densidad de la melena está disminuyendo.

Análisis del cabello

Las causas de la caída del pelo son lo más importante, porque sabiéndola podemos aplicar el tratamiento adecuado a tiempo. Se puede saber con semanas de antelación al realizarte un análisis capilar.

 Generalmente, existen tres tipos de causas de las caídas del cabello:

Caída del pelo por motivos genéticos

Es la causa más común y afecta sobre todo a los hombres. En este caso el pelo deja de crecer más pronto, se debilita con el tiempo y se cae con más facilidad. Normalmente empieza en la son de las entradas y en la parte de la coronilla ya que en estas zonas la raíz del pelo es más pobre. En el caso de las mujeres también puede suceder durante la menopausia y suele ser en la zona de la coronilla.

Pérdida difusa del cabello

En este caso el pelo, por diversos motivos que ahora explicaremos, se vuelve más fino y el cuero cabelludo más visible. Este tipo de caída puede ser frenada si se aplica el tratamiento adecuado, tras un diagnóstico del estado del cuero cabelludo.

Algunos de los motivos son:

Falta de nutrientes

Una dieta que sea desequilibrada, regímenes que sean excesivamente agresivos, desórdenes alimenticios son la causa de que a nuestro cuerpo no le lleguen todos los nutrientes necesarios. Para tener una melena fuerte, sana y resistente necesita vitamina A, hierro y proteínas, entre otros tipos de nutrientes.

Este es otro factor más por el que debemos cuidar nuestra alimentación.

Estrés

Si en nuestro día a día sufrimos estrés o tenemos preocupaciones que nos duran semanas o meses el cuerpo puede reaccionar físicamente. En algunos casos puede ser que se caiga nuestro cabello, que se debilite o que pierda su brillo natural.

Cambios hormonales

Bruscos cambios hormonales también pueden afectar al crecimiento de nuestro cabello. Por ejemplo, después del parto el cuerpo se ve sometido a grandes cambios hormonales que, entre otras cosas, pueden afectar a la caída de la melena. Este efecto se corrige por si solo con el tiempo y el reajuste de las hormonas. La píldora anticonceptiva también puede provocar caída en algunos casos cuando se toma por primera vez, se deja de tomar o cambian las formulaciones de la misma.

Peinados excesivamente tirantes

En algunos casos, peinados que sean excesivamente tirantes o que estén muy apretados pueden hacer mucha presión en la raíz del pelo. En ocasiones puntuales no general caída del pelo, pero si sometemos a nuestro cabello a estas tensiones diariamente estamos debilitando la raíz.

El tiempo

Con la edad, como suele pasar en todos los aspectos físicos, el pelo se va debilitando gradualmente con la edad. Crece más lentamente y es más fino, con lo que es más fácil que se caiga.

En Farmacia Natalia Ros somos un punto de referencia en soluciones capilares, ofrece a sus clientes un diagnóstico preciso sobre las causas de la caída del cabello y las alteraciones del cuero cabelludo. No dudes en consultarnos, ¡te atenderemos encantados!

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba