artemisa

Beneficios y propiedades de la artemisa

La artemisa es una planta medicinal con una historia fascinante. Los soldados romanos la utilizaban en sus sandalias para aliviar la fatiga de los pies y también se ha utilizado con frecuencia como hierba para promover el sueño lúcido.

Aunque la artemisa no es una de las plantas medicinales más populares hoy en día, tiene muchas propiedades dignas de atención. Además, es una de las hierbas más fáciles de cultivar (pertenece a la categoría de las llamadas “hierbas molestas”), lo que hace que sea fácil de conseguir y barata.

En La Farmacia Ros te contamos qué es la artemisa y cuáles son sus principales beneficios para la salud.

¿Qué es la artemisa?

La artemisa (Artemisia vulgaris) está estrechamente relacionada con el anjenjo, una planta más fuerte que es uno de los mejores remedios para una limpieza de parásitos y que puede utilizarse también como repelente de insectos. Ambas plantas pertenecen a la familia de las margaritas (Asteraceae).

Considerada por muchos como una planta molesta, incluso nociva en ciertas zonas, la artemisa puede crecer hasta 1,80 metros de altura y florece con flores amarillentas o de color marrón rojizo. Las hojas suelen ser la parte que se recoge para su uso y tienen un sabor amargo, con matices de menta y salvia.

Aunque la artemisa contiene muchos de los componentes del ajenjo, no es tan amarga ni tan fuerte, por lo que no se utiliza con tanta frecuencia contra los parásitos o para repeler insectos.

En cambio, la artemisa es muy utilizada para la digestión y la salud femenina. Se ha utilizado durante miles de años, especialmente en la medicina tradicional china y en la medicina de los nativos americanos. Los griegos y los romanos también valoraban la artemisa y se siguió utilizando en cierta medida en toda Europa.

Además de sus propiedades para la salud, la artemisa también se utilizaba para elaborar un tipo de cerveza (de ahí el nombre de «hierba de jarra»), para los sueños lúcidos y para ahuyentar a los espíritus malignos.

Recibe muchos otros nombres, como hierba de la muerte, ajenjo común, hierba de los delincuentes, hierba de artemisa y hierba del crisantemo.

Beneficios de la artemisa para la salud

Ayuda a la digestión y al apetito

Uno de los principales usos de la artemisa es como ayuda digestiva.

Los compuestos amargos de las hojas le confieren propiedades coleréticas, lo que significa que ayuda a la función hepática y a la secreción de bilis. Cuando el cuerpo produce suficiente bilis, se digiere mejor -sobre todo las grasas- y se pueden absorber más nutrientes de los alimentos.

La artemisa también se ha utilizado para estimular el apetito y para el estreñimiento, la indigestión y los mareos.

Estimula la menstruación

Otro uso tradicional de la artemisa es como emenagogo. Los emenagogos son sustancias que estimulan o aumentan el flujo menstrual. Se utilizan con mayor frecuencia para quienes tienen un ciclo menstrual retrasado o ausente.

La artemisa actúa principalmente estimulando la circulación en la región pélvica. Esta es una parte importante de un ciclo saludable y tiene la ventaja adicional de hacer que los dolores menstruales sean menores.

Calma los nervios

Otro de los beneficios más tradicionales de la artemisa son sus propiedades relajantes. Se ha utilizado como nervina para calmar el sistema nervioso y reducir el estrés, lo que también la hace beneficiosa para dormir mejor por la noche.

Puedes utilizarla en forma de té para este fin o incluso colocar las hojas bajo la almohada por la noche para ayudarte a relajarte.

Estimula el sueño

Uno de los usos más fascinantes de la artemisa es el de estimular los sueños lúcidos, esos que parecen muy reales y que se recuerdan con claridad al despertar. Se ha utilizado para este propósito durante siglos e incluso se considera una «hierba visionaria».

Todavía no se han realizado estudios sobre este interesante aspecto de la artemisa, pero los herbolarios con experiencia dicen que puede tomarse en forma de té, tintura o humo para este fin. También se puede colocar encima de la cama o debajo de la almohada.

Puede ayudar con el dolor de la artritis

Unos pocos estudios han demostrado que la artemisa puede ser beneficiosa para el alivio del dolor, específicamente de la artritis.

En algunos estudios se utilizó con una antigua técnica china conocida como moxibustión. En otro, se utilizó como extracto en una formulación administrada a participantes con artrosis de cadera y rodilla. Los resultados hasta ahora en ambos casos han sido positivos: reducción del dolor y mejora de la movilidad.

Puede aliviar los síntomas de la menopausia

La artemisa se ha utilizado para la salud femenina en todas las etapas de la vida, ya que se consideraba útil tanto para las mujeres mayores como para las más jóvenes.

En concreto, la artemisa puede ser un remedio natural para los síntomas de la menopausia. En uno de los estudios que se han realizado sobre este aspecto, la artemisa se mostró capaz de reducir la frecuencia y la gravedad de los sofocos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba