Beneficios del té

El té es una de las bebidas más usadas a nivel mundial, siendo prácticamente la segunda después del agua. Su origen viene de aproximadamente del 250 A.C cuando un emperador chino estaba hirviendo agua bajo un árbol para resguardarse del sol y accidentalmente unas cuantas hojas del árbol cayeron sobre el agua hervida, haciendo que el emperador bebiera la infusión descubriendo de esta manera el té.

Muchas personas beben el té más que todo para mejorar el sabor del agua hervida, sin ver los beneficios que este aporta, aunque hay que tener en cuenta que los beneficios pueden variar por cada tipo de té. Existen diferentes tipos de tés como puede ser el negro, verde, rojo, blanco y azul.

La composición del té es aproximadamente de 99% agua y 1% de té, generando una bebida bastante beneficiosa para el cuerpo en general, teniendo en cuenta los beneficios que brindan cada tipo de té. ¿Quieres saber más? Continúa leyendo hasta el final de este post para proporcionarte todo lo que deseas saber.

¿Cuáles son los beneficios de todos los tipos de té?

Como sabemos la forma como se tratan las plantas puede variar en los beneficios que nos aportan, por lo que nos encargaremos de mostrarte los beneficios que aportan todos los tipos de té.

Té verde

Siendo uno de los tés más producidos a nivel mundial y uno de los más estudiados, cosechando la hoja de la planta Camelia sinensis y sometiéndolas a un tratamiento de calor para su posterior pulverización; logrando conseguir una variedad de beneficios para el ser humano, siendo un antioxidante natural, digestivo, rico en minerales y vitaminas A, B y C. Ayuda a reforzar el sistema inmunitario previniendo infecciones y posibles virus. Este tipo de té no está recomendado para personas que sufren de hipertensión y tampoco en mujeres embarazadas, además el exceso de su consumo puede generar problemas como dolores de cabeza, mareos, etc.

Té rojo

Su producción es un poco más lenta por su proceso de maduración, pudiendo llegar a durar varios años en este proceso. Tiene altos contenidos de vitaminas B, C y D, es indicado para realizar dietas ya que tiene las propiedades de poder eliminar grasas y facilitar la digestión. No se recomienda su uso para mujeres embarazadas o en periodo de lactancia.

Té negro

Su intenso color se debe al proceso de oxidación que se les emplean a las hojas, provocando un aroma mucho más intenso. Llegando a ser una perfecta bebida antiastringente y antioxidante, es importante aclarar que su alto consumo es muy poco recomendado pues posee altas cantidades de tenía.

Té blanco

Siendo uno de los tés más delicados, logrando su color gracias a los capullos tiernos de la planta Camelia sinensis, donde en los pequeños capullos se concentran las mejores propiedades que brinda la planta, mejorando de igual forma el sabor del té y su aroma. Los beneficios que aporta este tipo de té es que ayuda a nivelar el sistema inmune, también siendo una excelente opción para bajar de peso ya que tiene propiedades quemagrasa, es antibacterial, es antioxidante y da un aspecto hermoso a la piel logrando prevenir las arrugas.

Té azul

Un tipo de té el cual está producido entre el té verde y el té negro, es decir, el té verde es un sin fermentar en cambio el té negro es uno fermentado, entonces el té azul termina siendo un té que frenó su proceso a medio camino. Los beneficios más notorios de este tipo de té es que ayuda a bajar el azúcar de la sangre, permite reducir la presión arterial y regula el colesterol, además es un antioxidante y según estudios es un preventivo contra el cáncer.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba